Sociedad
LO ÚLTIMO:
Hallan el cadáver de una mujer en los alrededores de El Campillo (Huelva) leer

Tu huerto en casa sin complicaciones

9/jul/18 18:30 PM
eldia.es

Está de moda y es una excelente opción para iniciarnos en el cultivo a pequeña escala.

Los huertos urbanos se han convertido en toda una experiencia que está logrando tener mucho éxito entre personas de todo tipo e índole social.

Para que las semillas salgan adelante, no es necesario en absoluto tener la más mínima experiencia en el cuidado de la tierra ni en botánica. Bastan unas simples lecciones sobre cómo mantener nuestro pequeño rincón natural para que nuestras plantas hagan el resto.

Todo comienza con la germinación de semillas en casa. Si no lo hacemos bien, es posible que nos desanimemos y dejemos de prestar atención a este bonito proyecto, pero si, por el contrario, conseguimos que las semillas completen su germinación, será el punto de partida de unas macetas repletas de vida.

Es posible que el problema se encuentre en la cantidad de agua que tiene la tierra o en el riego que efectuemos: un exceso de humedad podría hacer que se pudran, al igual como un ambiente demasiado seco, así que lo mejor es mantener un buen equilibrio. Y la forma de riego más utilizada sería con pequeñas gotas de agua o pulverizaciones.

Para eso, se recomienda utilizar un semillero. Los hay en forma de plástico, en forma de bandeja, o se puede utilizar un tarro de cristal a modo de germinador, eso sí, sin la tapa, para que no se condense la humedad y la semilla pueda “respirar”.

Cuando se haya dado el proceso de la germinación, tocará el paso a la maceta y aquí es donde viene la importancia del abonado, eligiendo un sustrato que esté recomendado para este tipo de cultivos ecológicos, puesto que la idea es no hacer uso de químicos, sino que tus plantas y los frutos que den sean totalmente eco, aptos para el consumo humano y libres de pesticidas y otros elementos nocivos para la salud.

Cada fruta, hortaliza o planta aromática tiene unas fechas de trasplante y de recolección. Lo mejor será consultar las fechas concretas para cada una de ellas y así llevar el calendario al día, siendo, además, una muy buena manera de comprobar que todo va sobre lo previsto y que los tiempos de crecimiento son los adecuados y normales.

Una cocina rica y saludable

Son muchas las ventajas de tener una pequeña huerta en el balcón o terraza. La primera de ellas es que, si hay niños en el hogar, podremos hacer esta tarea con ellos. Es un ejercicio fabuloso para que aprendan a tomar decisiones y el valor de la responsabilidad y del trabajo, de lo que cuesta conseguir las cosas y de la disciplina que se requiere para algunas situaciones.

También estaremos obteniendo productos que nos gusten, aprovechables y de temporada, alimentos frescos provenientes de la naturaleza cargados de vitaminas, antioxidantes y otros muchos nutrientes básicos que se precisan dentro de una dieta equilibrada.

Todas las facilidades de contar con un gran surtido en tu propia casa, directamente de la planta a la mesa y con la satisfacción de haberlo cultivado tú mismo.