Sociedad

Una mujer irlandesa deja parte de su fortuna a cinco ONG

Elisabeth O'Kelly falleció en 2016, a los 92 años, tras amasar un gran patrimonio con inversiones en periódicos e inmobiliarias.
Efe, Dublín
2/nov/18 6:27 AM
Edición impresa

Una mujer de nacionalidad irlandesa ha dejado una herencia de 30 millones de euros a cinco organizaciones no gubernamentales (ONG) del mencionado país, tras amasar una gran fortuna a través de inversiones en diferentes medios de comunicación y en el sector inmobiliario.

La protagonista de la historia es Elisabeth O'Kelly, quien falleció en el 2016, a los 92 años de edad, en una residencia de la localidad de Stadbally, en el condado de Laois (centro del citado estado), donde pasó la última época de una vida que estuvo marcada por la generosidad y la discreción, según destacó en el transcurso de la jornada de ayer la prensa irlandesa, que no detalla si hay otros herederos.

Cada una de las cinco organizaciones no gubernamentales elegidas recibirá seis millones de euros por parte de su benefactora, quien nació en la ciudad francesa de Tours, al sur de París, pero se quedó huérfana a los dos años y la trasladaron entonces a Irlanda.

El dinero mencionado supone una gran inyección para la actividad de la Asociación Renal Irlandesa, la Fundación Cardiológica Irlandesa, la Sociedad contra el Cáncer Irlandesa, La Sociedad Irlandesa de Autismo y la Royal National Lifeboat Institution, cuyos barcos se dedican a salvar vidas en las costas del Reino Unido e Irlanda.

Elisabeth O'Kelly se casó en 1945 con el militar y empresario John William O'Kelly, socio de la conocida destilería de whisky irlandés "Tullamore Dew".

La mencionada mujer logró aumentar considerablemente la fortuna familiar después de enviudar en el año 1962.

Para conseguirlo, Elisabeth O'Kelly llevó a cabo varias inversiones en el grupo de comunicación Leinster Leader, que se dedica a la edición de varios periódicos regionales del mencionado país.