Internacional
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El Consejo de Ministros da el visto bueno a la derogación de la Lomce leer

Venezuela entra en el proceso de reconversión monetaria con un apagón electrónico

Caracas, EFECOM
20/ago/18 7:03 AM
eldia.es
Técnicos hacen mantenimiento a dispensadoras de gasolina./Cristian Hernandez (EFE)

Los bancos venezolanos harán la noche de hoy un apagón electrónico como parte del proceso de reconversión monetaria con el que se le eliminarán cinco ceros a la moneda nacional, el bolívar, que a partir de este lunes llevará el apellido de "soberano".

La Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario de Venezuela (Sudeban), que recordó que los bancos no prestarán servicios en sus oficinas, agencias y taquillas externas este lunes, detalló en su cuenta en Twitter la cantidad de horas en las que no funcionará la banca electrónica en cada entidad financiera.

La entidad bancaria que tardará más en adecuar su plataforma, y que según la Sudeban ya interrumpió sus servicios de banca electrónica, es el estatal Banco de Venezuela, que se verá afectado hasta 23 horas, mientras que otros, como los privados Banesco y Mercantil tendrán interrupciones por al menos 10 horas.

Los bancos públicos y privados no prestan servicio en sus oficinas desde el viernes por esta reconversión con la que el Gobierno busca "facilitar" las transacciones económicas y comerciales en el país, sumergido en una hiperinflación, que según estimaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) cerrará el año en 1.000.000 %.

Las entidades financieras se han dado a la tarea de informar por las redes sociales sobre cómo serán los nuevos billetes y a cuánto equivaldrá un billete del actual cono en relación al que entrará en vigencia este lunes, día que ha sido decretado por el Gobierno de Nicolás Maduro como no laborable para facilitar la reconversión.

A partir de mañana la nueva familia monetaria convivirá con los billetes de alta denominación del actual cono hasta su extinción, pues los menores de 1.000 bolívares ya no tendrán valor, así lo estableció el Banco Central.

Asimismo, desde mañana todos los salarios, precios de bienes y servicios, cheques y otros deberán ser ajustados a la nueva denominación de la moneda nacional.

Por la reconversión y por la incertidumbre que tienen los comerciantes y venezolanos en general ante esta y otras medidas económicas que ha tomado el presidente Nicolás Maduro, los comercios que funcionan los domingos se encuentran cerrados desde esta tarde, aunque otros ni siquiera abrieron sus puertas.

Algo similar se observó el sábado, después del aumento abrupto de salario que anunció Maduro, con la diferencia de que los lugares que sí abrieron se vieron abarrotados de personas por el temor a un posible incremento de los precios.

El jefe de Estado anunció hace dos días un aumento de salario mínimo de los trabajadores hasta un precio 35 veces superior al actual, lo que equivale a 723 o 45 dólares, según las tasas oficiales actuales de referencia en el país.

El sueldo pasará de 5.196.000 bolívares (20,8 o 1,30 dólares) a 180.000.000, una cantidad que será expresada en bolívares "soberanos", es decir, 1.800.

Además informó que entregará a la oficialista Asamblea Nacional Constituyente (ANC) un proyecto de reforma de varias leyes para establecer el nuevo sistema tributario y fiscal con el que se aumentarán los impuestos al valor agregado, a la renta y a grandes transacciones.

El líder chavista anunció también la extensión del censo de transportistas hasta el próximo 30 de este mes y que será en septiembre cuando se defina el inicio del aumento de la gasolina que será "progresivo" tras "perfeccionar" el nuevo sistema de pago del combustible.

Por estas medidas, tres partidos opositores, la Causa R del dirigente Andrés Velásquez, Voluntad Popular (VP) liderado por el político preso Leopoldo López y Primero Justicia (PJ) del expresidente del Parlamento, han convocado para el martes a un paro y protesta nacional.

Según explicó Valásquez hoy, el paro convocado será "por tiempo definido", aunque también indicó que este es "un primer paso de una agenda de lucha" que "por supuesto va a tener incorporado otros paros".

"Las medidas anunciadas el pasado viernes no son ningún plan de recuperación económica para el país, no lo son. Por el contrario, lo que representa para el pueblo venezolano es más hambre, es más ruina, más pobreza, más sufrimiento, más dolor, más inflación", dijo.

El Parlamento venezolano también ha informado hoy que convocó para el próximo martes a una sesión extraordinaria para debatir "las consecuencias" de las medidas económicas.