Nacional
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Dimite el ministro británico para el "brexit", Dominic Raab leer

El Ayuntamiento de Barcelona denuncia a jueces del franquismo por encarcelar a gays

Barcelona, EFE
5/nov/18 15:02 PM
eldia.es
Ada Colau, alcaldesa de Barcelona./EUROPA PRESS

El Ayuntamiento de Barcelona ha presentado una querella ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) contra los magistrados que encarcelaron personas LGTBI, en su mayoría homosexuales, durante el franquismo, a los que acusa de crímenes de lesa humanidad.

Según ha explicado hoy el teniente de alcalde de Ciudadanía, Jaume Asens, la querella relaciona más de 553 condenas dictadas durante el franquismo que implicaron el encarcelamiento de 503 personas por su orientación sexual en la cárcel Modelo de Barcelona.

A partir de 1954, con la reforma de la ley de "vagos y maleantes" para incluir la represión de los homosexuales, el régimen franquista perseguía enjuiciaba y condenaba a las personas homosexuales "en una persecución manifiesta por razones de género y condición sexual", señala la querella.

Según Asens, esta querella "pionera" contra los seis magistrados del Tribunal de Peligrosidad que dictaron más de medio millar de condenas en aplicación de la reforma de la Ley de Vagos y Maleantes y la Ley de Peligrosidad y Rehabilitación Social ya sigue su curso en la Sala Penal del TSJC.

El teniente de alcalde de Derechos de Ciudadanía ha explicado que en la acción penal se aportan las referencias de los expedientes de condena que, ha señalado, se sostenían sobre la "condición de sujetos homosexuales o invertidos" y respondían a una "persecución sistemática y salvaje de la homosexualidad".

También ha recordado que durante el franquismo la homosexualidad era "considerada una enfermedad y vinculada a la delincuencia" hasta el punto que los condenados por este motivo estaban en la "Galería de Invertidos" de La Modelo para evitar el contagio del resto de presos.

La Ley de Vagos y Maleantes, aprobada en 1933, incluyó explícitamente la represión de las personas homosexuales en la reforma que se hizo en 1954.

En el tardofranquismo, en 1970, se aprobó otra ley, la de Peligrosidad y Rehabilitación Social, que supuso una mayor represión contra personas homosexuales y transexuales.

"No podremos acabar con la LGTBifòbia del presente sin remover la impunidad de sus crímenes en el pasado. El régimen franquista es quien los cometió, pero es el actual régimen quien los ignora. Por eso estas iniciativas tienen un valor reparador, pero también pedagógico", ha argumentado Jaume Asens.

Esta querella forma parte del litigio estratégico del Ayuntamiento de Barcelona, que también preside la Red de Ciudades Contra la Impunidad Franquista, contra los crímenes cometidos durante la dictadura franquista y la Guerra Civil.