Santa Cruz de Tenerife

Un joven veterano llamado Alberto

Con 24 años, el majorero iniciará su quinta temporada con el Tenerife, al que seguirá unido hasta 2020 y con el que ha jugado 84 partidos.
El Día
12/ago/17 6:19 AM
Edición impresa
Un joven veterano llamado Alberto

A sus 24 años, Alberto Jiménez va camino de iniciar su quinta temporada como jugador del primer equipo del Tenerife. Desde que debutó en febrero de 2017, de la mano de Álvaro Cervera en una visita al Zamora, el futbolista de Fuerteventura se ha ido consolidando como un integrante indispensable de la plantilla, sobre todo a partir de su campaña de cesión en el Valencia Mestalla, la 2014/2015. Útil como central y también como mediocentro, el majorero se ha convertido en una solución permanente para los técnicos y también en un joven veterano dentro del grupo, ahora más cercano al "núcleo duro" del plantel que a aquella etapa de canterano que va quedando atrás. Si mantiene su ritmo de participación, no tardará en formar parte del club de los centenarios. Le faltan 24 partidos.

La suya fue una de las renovaciones de contratos que llevó a cabo el club a lo largo del pasado ejercicio; en realidad, casi al final del mismo, ya que el Tenerife anunció el pasado 28 de junio la continuidad de Alberto hasta 2020. "Me siento muy valorado por el club, noto que cuentan conmigo y veo que confían en mis posibilidades", reconoce a pocos días del comienzo de la nueva campaña, en la que se adentrará asumiendo su doble función. "El míster me ha estado poniendo en los dos puestos e intento hacerlo lo mejor posible", afirma refiriéndose a su capacidad para jugar como defensa y también como mediocentro. "Pero lo importante es ganarse el puesto", añade el futbolista de La Oliva.

En la cuenta atrás para la Liga, asegura que se siente "preparado" para competir, aunque deja la decisión de su protagonismo en la competición en manos de José Luis Martí. "Siendo egoísta, me gustaría jugar, pero si no puede ser, trabajaré para ganarme el puesto", apunta.

En cuanto al equipo, sus sensaciones son igual de prometedoras. "Tenemos un buen equipo y los compañeros que se han incorporado nos están dando mucho", opina Alberto, que aspira a lo máximo en el nuevo curso tras quedarse a las puertas del ascenso en el anterior. "Ojalá podamos mejorar lo que hicimos la temporada pasada", desea pensando en la cuenta pendiente con la fortuna.