Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
Detenido en Italia un bosnio con armas de guerra que pretendía llevar a Barcelona leer

El Rey, con don Juan Carlos, abre la Pascua Militar afectada por la lluvia

Madrid, EFE
6/ene/18 12:08 PM
eldia.es

Madrid, 6 ene (EFE).- La celebración de la Pascua Militar ha comenzado hoy, pasadas las 12.00 horas, con la llegada al Palacio Real de Felipe VI junto a su padre, Juan Carlos I, que, con motivo de su 80 cumpleaños, asiste a la ceremonia militar por primera vez desde su abdicación en 2014.

Don Felipe y don Juan Carlos han accedido en coche al palacio acompañados de doña Letizia y de doña Sofía.

La lluvia ha obligado a suspender la parada militar previa al acto que se iba a haber celebrado en la Plaza de la Armería, por lo que Felipe VI no ha podido pasar revista a una formación de la Guardia Real.

En su lugar, los cuatro Reyes han entrado por la Puerta del Príncipe, situada junto a la Plaza de Oriente.

Les han recibido el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y los ministros de Defensa, María Dolores de Cospedal, y de Interior, Juan Ignacio Zoido.

También aguardaban el jefe del Estado Mayor de la Defensa (Jemad), general Fernando Alejandre, y el jefe del Cuarto Militar de la Casa del Rey, almirante Juan Ruiz Casas.

La ceremonia va a continuar en la saleta Gasparini, donde los cuatro Reyes van a saludar a los altos cargos institucionales y a los mandos militares.

A continuación, ya en el Salón del Trono, se va a interpretar el himno nacional, se van a imponer condecoraciones y, como colofón, don Felipe y De Cospedal van a pronunciar sendos discursos.

La Pascua Militar va a ser el primero de los actos que van a servir de homenaje por el 80 aniversario tanto de don Juan Carlos como de doña Sofía, que los cumplirá el próximo 2 de noviembre.

La tradición de la celebración de la Pascua Militar se inicia cuando Carlos III felicitó a las tropas españolas que recuperaron la localidad menorquina de Mahón, que estaba en poder de los ingleses, el 6 de enero de 1782.

Como prueba de aprecio a sus Ejércitos, Carlos III ordenó a virreyes, capitanes generales y demás jefes que en el día de la Epifanía reuniesen a las guarniciones para felicitarlas en su nombre.