Sociedad
LO ÚLTIMO:
Interceptan una patera con 24 magrebíes rumbo a Lanzarote leer

El peligro de las dietas milagro vuelve tras los excesos navideños

Los expertos insisten en lo poco conveniente que es bajar de peso bruscamente y recomiendan planes a medio y largo plazo, siempre con asesoramiento médico.
El Día, S/C de Tenerife
9/ene/18 6:00 AM
Edición impresa

Tras los excesos navideños, se produce un aumento de las personas que desean bajar de peso. Un proceso que supone cambiar los hábitos y debe plantearse con unos objetivos razonables y con asesoramiento médico, explica el endocrino de Hospital Parque José Gregorio Oliva García.

En este sentido, insiste en que es necesario huir del cortoplacismo, ya que las oscilaciones frecuentes y bruscas de peso, conocidas como efecto yoyó, pueden tener consecuencias negativas en la salud incluso más graves que la obesidad. Al mismo tiempo, alerta del peligro de las dietas milagro, que deben ser desterradas.

Oliva García afirma que "un programa de pérdida de peso es exitoso cuando se consigue reducir entre un 5% y un 10% de peso en una plazo de tres a seis meses y posteriormente se consigue mantener el peso perdido".

Una dieta equilibrada, que incluya del orden de cinco a seis ingestas diarias, acompañada de la práctica de ejercicio son los pilares básicos para hacer frente al sobrepeso y la obesidad, afirma el endocrino de Hospital Parque José Gregorio Oliva.

El endocrino de Hospital Parque añade que esto incluye evitar alimentos grasos, entre los que se encuentran fritos, salsas, rebozados y quesos, así como los ricos en azúcares. Asimismo, se debe abandonar el sedentarismo y realizar ejercicio regular. En este caso, recomienda caminar a un ritmo de cinco kilómetros por hora con una periodicidad de tres sesiones semanales de unos 30 minutos e ir aumentando progresivamente hasta los 300 minutos semanales.

Explica que cuando el grado de obesidad conlleva pérdidas mayores de peso es necesario recurrir a otros tratamientos a través de fármacos que inhiban la sensación de hambre a nivel cerebral o mediante cirugía en aquellos casos más severos, reduciendo la capacidad del estómago.