Santa Cruz de Tenerife

Un falso policía nacional identifica de noche a viandantes en La Laguna

El individuo, con 25 antecedentes y que cumplió condena en prisión, actuaba con una pistola de bolas y mostraba una placa falsificada de agente de seguridad en El Cuadrilátero.
Pedro Fumero, Tenerife
14/may/17 6:17 AM
Edición impresa
Un falso policía nacional identifica de noche a viandantes en La Laguna

Miembros de la Policía Local de La Laguna destinados en la Unidad de Refuerzo al Servicio e Intervención (URSI) detuvieron en la madrugada de ayer a un delincuente que se hacía pasar por policía nacional de paisano y pedía la documentación a viandantes con fines aún desconocidos en la zona de ocio nocturno de El Cuadrilátero.

El hombre, de 54 años de edad e identificado como J.L.G.G., tiene más de 25 antecedentes por diferentes delitos, como robos o lesiones, y también ha estado en prisión cumpliendo condena.

Los hechos ocurrieron a la una de la madrugada. Diversos jóvenes que pasaban por las calles Catedral y La Sota fueron parados por dicho individuo para solicitarles su documentacion personal. La excusa que les dio es que era un policía nacional cuya función era evitar la falsificación de billetes.

En cualquier caso, a las personas identificadas les pareció que tenía un comportamiento extraño y por eso decidieron poner los hechos en conocimiento de agentes de la URSI.

El ahora acusado portaba un pinganillo en una oreja, ofrecía la identificación de las personas a través de un teléfono móvil y portaba una pistola que en realidad es de bolas de plástico, así como unos grilletes de juguete.

También le intervinieron los policías locales un carné falso de policía, tinta de un sello húmedo, una cartera con un emblema de seguridad privada, una licencia de armas para una pistola de calibre seis, o guantes de látex, entre otras cosas.

Los agentes de la URSI localizaron al arrestado en el interior del edificio Galaxia, por su zona trasera (calle La Sota), después de haber pedido al trabajador de un bar que se identificara.

En todo momento, al ser cuestionado por los policías locales, el individuo aseguró ser policía nacional, aunque sus comentarios eran totalmente incoherentes.