Sucesos
LO ÚLTIMO:
Rescatan a un trabajador atrapado en una pala mecánica en Güímar leer

La madre de Sara, la niña muerta por presunto maltrato y abusos sexuales, declara de nuevo

Valladolid, Europa Press
12/ene/18 9:15 AM
eldia.es

La titular del Juzgado de Instrucción número 6 de Valladolid tomará nueva declaración este viernes, 12 de enero, a Davinia M.G, madre de Sara, la niña de 4 años fallecida el día 3 de agosto de 2017 a consecuencia, presuntamente, de los malos tratos y abusos sexuales que desde entonces mantienen en prisión a su progenitora y al compañero sentimental de ésta.

La testifical de la madre de la víctima, en calidad de investigada, se desarrollará a partir de las 11.00 horas, según informaron a Europa Press en fuentes jurídicas, y será la segunda que ésta preste ante la instructora después de que en una primera ocasión atribuyera las lesiones de su hija a una supuesta caída.

Su compañero sentimental, el vecino de Medina del Campo Roberto H, ha declarado tan sólo una vez en sede judicial, a petición propia, el pasado día 17 de noviembre de 2017, cuando se declaró inocente de todos los cargos y mantuvo que el día de autos se limitó a tratar de reanimar a la víctima a la que, según sostuvo, se encontró inconsciente en la cama.

En su declaración, Roberto H. relató que la mañana del día 2 de agosto del pasado año se encontraba en el domicilio de su pareja, en el número 43 de la calle Cardenal Torquemada, en el barrio de La Rondilla, en compañía de la fallecida y de una hermana de ésta, de 12 años, y que al entrar en la habitación de Sara se la encontró desmayada en la cama.

Al no ser capaz de despertarla, se puso en contacto con el 112 y comenzó a realizar a la pequeña maniobras de recuperación pulmonar, siguiendo las indicaciones de facultativos a través del teléfono.

Pese a ello, el investigado y la madre de la menor permanecen en la cárcel desde entonces, ella en una prisión militar en Madrid, acusados de delitos de asesinato, maltrato y omisión del deber de socorro.

En la causa, además del fiscal como acusador público, figuran personadas como acusaciones populares las asociaciones Clara Campoamor y Adavasymt y, además, la segunda de ellas también representará al padre biológico de la niña como acusación particular.