Santa Cruz de Tenerife

El consejero de Sanidad de Madrid insiste en la vía privada

Fernández-Lasquetty asegura que es la única forma de recortar gastos y acusó de "irresponsables" a los trabajadores de sanidad que secundan las huelgas y las movilizaciones.
Efe, Madrid
14/ene/13 1:34 AM
Edición impresa

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty, tachó ayer de "absoluta irresponsabilidad" el anuncio de nuevas huelgas en la sanidad pública, que en su opinión son "extremadamente perjudiciales" para los pacientes, y dejó claro que no se plantea dimitir.

El responsable autonómico se refirió a la necesidad de ahorrar y al compromiso de no aumentar los impuestos como razones para insistir en la privatización.

Poco antes de que arrancara la segunda manifestación de la "marea blanca" en lo que va de año, el consejero abordó la conflictividad que vive la sanidad pública en una rueda de prensa y la atribuyó a una "guerra" entre sindicatos.

"Vemos con toda claridad" que las huelgas no tienen que ver con los intereses de la sanidad ni sus profesionales y que son "una pura pelea" entre sindicatos médicos, aseguró.

Además, en su opinión, los profesionales están "bastante hartos" de las huelgas.

El consejero insistió en que sigue abierto a estudiar cualquier alternativa "consistente" y que reduzca los costes de la sanidad y descartó, a preguntas de los periodistas, presentar su dimisión.

Subrayó que su objetivo es mantener una sanidad pública de "máxima calidad", pero ésta -dijo- tiene que salir adelante teniendo en cuenta que el presupuesto para este año ha sufrido un recorte del 7 por ciento.

Y este recorte presupuestario ha venido dado, justificó, "por una financiación autonómica que nos castiga" y a causa de la crisis económica general que vive el país.

Con la privatización de la gestión de seis hospitales y 27 centros de salud, el Gobierno autonómico prevé ahorrar unos 200 millones de euros en todo un ejercicio, señaló, una cifra que no se alcanzaría con la recuperación, por ejemplo, del impuesto de patrimonio.

Fernández-Lasquetty señaló que la recaudación de este impuesto es íntegramente estatal y, además, ni en "sus mejores tiempos" recaudó los 300 millones de euros que aseguran los socialistas, indicó.

Aparte, subrayó que su Gobierno tiene el compromiso de no subir los impuestos.

Fernández-Lasquetty, dijo también que el PSOE no está en condiciones de dar "lecciones a nadie" en relación con Juan José Güemes, y recordó que Felipe González fue consejero de Gas Natural, cuya venta se hizo durante su Gobierno.

El consejero se refirió a la polémica sobre el exconsejero de Sanidad Juan José Güemes que se ha incorporado a la empresa Unilabs, que gestionará los análisis clínicos de seis hospitales.

La compañía adquirió la empresa a la que la Comunidad de Madrid adjudicó el servicio de análisis en 2009, momento en el que Güemes ocupaba la consejería de Sanidad madrileña.

De casos así, dijo, el PSOE "está plagado" y aparte de ejemplos como el del expresidente del Ejecutivo socialista, mencionó los de los exministros de Economía, Pedro Solbes y Elena Salgado, que trabajan para empresas eléctricas.